• Running
  • Blog
  • Consejos saludables para recuperar la forma tras las Navidades

Consejos saludables para recuperar la forma tras las Navidades

No te excedas y recupera tu tono físico de manera progresiva. Estas indicaciones te ayudarán a volver a la rutina previa a las fiestas navideñas.

Categoría: Actualidad 09/01/2019 266

Es nuestra cuesta de enero particular. Retomar el ejercicio físico después del parón navideño es, para muchos, un proceso que requiere de mucha fuerza de voluntad y predisposición. Las cuantiosas comidas y la relajación más absoluta provocan que nuestro cuerpo se vea en la obligación de recuperar esa beneficiosa costumbre de hacer deporte regularmente. A continuación, te mostramos algunos consejos que te ayudarán a conseguir tal objetivo.

Sin excesos: La vuelta a una rutina debe ser paulatina. Es importante no obsesionarse con nuestro estado físico y ser coherentes a la hora de imponernos un entrenamiento. Así, el inicio de la actividad después de las fiestas navideñas debe ser placentero y no ligado a la imposición. Nuestro cuerpo se ha habituado a comer y beber más de la cuenta, así que ahora es el momento de la ‘desintoxicación’. 

Controla tu comida: Tras disfrutar de las nutridas comidas familiares, es el momento de pasar un poquito de hambre. El mero hecho de volver a comer de forma habitual ya nos resultará poca cantidad respecto a la de días precedentes. Ya en la primera semana, retomamos la comida ligera y normalizamos la ingesta calórica en función de la actividad que realicemos. Es el primer paso hacia la meta que nos hemos propuesto.

Aclimata tu cuerpo: Resulta fundamental tomarse las cosas con mucha calma. Es imposible recuperar en dos sesiones lo que hemos perdido en dos semanas. Debemos comenzar suave, readaptándonos y de modo progresivo. De este modo en tres o cuatro sesiones iremos recobrando la fuerza de voluntad que habíamos dejado aparcada. Es más, probablemente regresemos con la musculatura regenerada y con más entusiasmo.

Para ello, planificaremos la semana con antelación y procurando no improvisar. Calcula los esfuerzos de modo que sean ligeros en la vuelta al trabajo y tu sensación de esfuerzo sea liviana. No busques el límite, sino la regularidad.

Periodo regenerativo: En líneas generales, todo atleta planifica su entrenamiento en periodos de carga y descanso para recuperar las energías perdidas con el ejercicio y adaptar la actividad que realiza a sus condiciones físicas. A la hora de retomar nuestra rutina deportiva, es indispensable seguir estas pautas. 

Por eso, si nos hemos tomado las Navidades como un momento para la reflexión y recuperación de nuestro cuerpo, ahora debemos añadir varias semanas de carga a nuestro trabajo. Eso sí, recuerda que debes planificarlas de modo progresivo.

 Por ejemplo:

- Primera semana: Tres sesiones donde el ritmo sea llevadero.

- Segunda semana: Cuatro sesiones con un día más intenso, que cueste un poco de realizar.

- Tercera semana: Cuatro o cinco sesiones. De estas, dos sesiones con dos días a mayor nivel, habitualmente el segundo y el quinto. Alterna disciplinas para hacerlo más ameno.

Evidentemente, cada persona ha de conocer sus límites y saber hasta qué punto quiere/puede hacer deporte. A partir de ahí, será más sencillo elaborar un plan regenerativo. No obstante, más allá de la actividad física, tenemos que seguir una dieta saludable que nos permita tener unos hábitos alimenticios adecuados. Esa es la base de cualquier rutina. ¡No desistas y a ‘comerse’ la cuesta de enero!

0 Compartidos