• Running
  • Blog
  • Los abanderados españoles: De Atenas a Río de Janeiro

Los abanderados españoles: De Atenas a Río de Janeiro

Repasamos la historia de los representantes de España en los Juegos Olímpicos. De Atenas 04 a Río 16.

Categoría: Historia 25/11/2018 76

En los últimos Juegos Olímpicos, los de Río 2016, el tenista más laureado de nuestra historia, Rafa Nadal, encabezaba el paso de la delegación española. De este modo, Nadal se quitaba la espinita que cargaba desde hacía cuatro años: había sido designado abanderado para Londres 2012, pero una lesión le impidió disfrutar ese momento. Para sustituirle, el COE no dudó en escoger al otro deportista español más reconocido a nivel internacional, nuestro embajador #123Acorrer Pau Gasol, campeón del mundo y plata en los JJOO de Pekín con la selección de baloncesto. La bandera española nunca ondeó más alta en una ceremonia olímpica gracias a los 2’13 de Pau, que además volvió a liderar una final histórica contra EE.UU. España no ganó, aunque desmitificó al nuevo Dream Team una vez más.

En Pekín 2008 el representante español fue el palista David Cal, medalla de oro en Atenas 2004 en la modalidad de C1 1000 metros y plata en los 500 metros. En estos Juegos, no solo protagonizó la jornada inaugural de la cita china, ya que conseguiría dos platas más. En Londres se convirtió en el atleta español con mayor número de metales olímpicos (5) tras ser subcampeón en la disciplina de C1 1000 metros. 

Mientras que en los Juegos de Invierno ha sido más común ver a una mujer como abanderada española (en las tres últimas ediciones dos fueron mujeres: Queralt Castellet en Vancouver 2010 y María José Rienda en Turín 2006), en los de Verano solo dos mujeres han portado el estandarte del país. La primera, la Infanta Cristina de Borbón en Seúl '88. La segunda, la judoca Isabel Fernández en Atenas 2004.  La alicantina no pudo evitar romper a llorar cuando soltó el mástil al término de la ceremonia. Poco después explicaría que se sintió como cuando ganó el oro en Sídney 2000 y el bronce en Atlanta '96

De la representación femenina en Seúl a la de Atenas transcurrieron 16 años. Casualmente, en Tokio 2020 habrán pasado esos mismos años desde que la campeona de judo portara el emblema español. Sería una bonita coincidencia que en estos momentos en los que el deporte femenino acapara la mayoría de los éxitos del olimpismo español otra mujer encabezara el desfile olímpico, y esa no puede ser otra que nuestra embajadora #123Acorrer y campeona olímpica Mireia Belmonte.

Te invitamos a hacerlo posible. Súmate al movimiento #MireiaAbanderada

1 Compartidos