• Running
  • Blog
  • Correr tu primer triatlón: Capítulo 3. La carrera

Correr tu primer triatlón: Capítulo 3. La carrera

Se acerca el día D, la hora H. ¿Estás nervioso por participar tu primer triatlón? No te preocupes, te contamos qué debes tener en cuenta para el día de carrera

Categoría: Actualidad Triatlón 27/04/2019 806

Si estás leyendo esto es que estás a punto de disputar tu primer triatlón. Has seguido nuestros consejos sobre cómo prepararte y de qué material disponer, y solo te queda vivir ese momento Santander Triathlon Series. ¡Enhorabuena!

Por ello, te vamos a dar unos consejos para que enfoques toda tu energía única y exclusivamente en disfrutar de la experiencia. 

El día antes de la carrera

- Repasa el circuito, todo lo que lleves aprendido de casa será tiempo que no pierdas en dudar. 

- Haz una revisión de tu material, especialmente en el caso de la bicicleta. Prueba bien el tritraje o el neopreno que vayas a usar. ¡Tampoco estrenes zapatillas el día de la carrera!

- Entrena ligero y si estás muy cargado, es mejor que descanses y hagas una sesión de estiramientos. 

- Cena pronto, acompaña a los hidratos con proteínas bajas en grasas (pollo, pavo, pescado blanco… Todo a la plancha). Lo ideal sería que repartieras la ingesta de hidratos en las distintas comidas de las 48 horas anteriores a la cita, así conseguirás tener buenas reservas de glucógeno el día de competición y no cometerás el error de atiborrarte la última noche.

El día de la carrera

- Desayuna dos o tres horas antes. Come hidratos de carbono de bajo índice glucémico, como yogurt líquido o queso fresco batido con copos de avena, algo de frutos secos y el siempre recurrente plátano, la fruta que más energía beneficiosa te aportará para rendir en carrera. ¡Evita los zumos!

- Asegúrate de llegar bien hidratado a la carrera, si no puede que sea demasiado tarde.

- No te tomes llegar a la carrera como una carrera en sí. Ve con tiempo, tienes que colocar todo tu material en boxes. Y cuando lo hagas, que sea con toda la atención del mundo: con la adrenalina de la competición puede que te cueste encontrar tu bicicleta o tus zapatillas para correr. 

- Calienta: haz una sesión corta de bici, unos veinte minutos de carrera y aclimata tu cuerpo nadando unos largos algo antes del pistoletazo de salida.

Después de la carrera

- Poco después de cruzar la meta toca recuperarse: ¡Estira! Es el día que mayor esfuerzo habrás hecho en los últimos meses. El que avisa no es traidor, pero sí lo son las agujetas…

- Además, no dejes pasar muchos minutos sin probar bocado. Tras cruzar la meta sin ingerir una pieza de fruta, alguna barrita proteínica y una bebida isotónica. En la primera media hora posterior al esfuerzo es cuando más se asimila el hidrato de carbono, fuente de glucógeno.

- Unas horas después, sigue alimentándote y date un homenaje de hidratos y proteínas para que tus músculos se recuperen. ¡Te lo habrás ganado! Y come algo de lo que te hayas privado durante tantas semanas de entrenamiento. Es sano, sobre todo, para la mente. 

Ya tienes todos los conocimientos necesarios para disfrutar tu primer triatlón… ¡Ahora, a por ello! ¡Nos vemos en el circuito Santander Triathlon Series

0 Compartidos