• Running
  • Blog
  • Tres deportes que puedes practicar con la llegada del invierno

Tres deportes que puedes practicar con la llegada del invierno

Mostramos diferentes alternativas para pasar un periodo invernal especial

Categoría: Actualidad 20/12/2019 214

Ya está a la vuelta de la esquina el periodo más frío del año. El invierno llega acompañado de la nieve y las temperaturas. Para ello, te presentamos alternativas para que sigas practicando deporte, disfrutes de nuevas experiencias y rompas la monotonía con nuevas modalidades deportivas:

Patinaje

Deslizarse sobre el hielo siempre está genial, bien sea por diversión o por competición. La extraña sensación de correr por un terreno diferente nos aporta esa pizca de novedad que nos atrapará para no dejar de patinar. Eso sí, si no lo has hecho antes, comienza patinando con un entrenador o podrás tener caídas bruscas y lesiones, pues resulta costoso adaptarse a la técnica del patinaje.

Esquí

El deporte por excelencia de esta época es el esquí. En España tenemos muy buenas estaciones donde practicar el deporte, como la de Sierra Nevada, en Granada, o la de Baqueira-Beret, en Lleida. Lo que a priori puede parecer sencillo, tiene su periodo de entrenamiento para adquirir la postura, el giro y la forma de frenada. 

Por supuesto, podrás elegir las pistas de diferente dificultad para que vayas progresivamente atreviéndote con mayores obstáculos e inclinaciones.

Bobsleigh

Es la forma más profesional de lo que conoceríamos como montar en trineo. Si se te queda pequeño dar vueltas con el trineo sobre la nieve, deberás probar este deporte que dio sus primeros pasos en los alpes suizos.

Se trata de un trineo en el que irán varios ocupantes, depende de la modalidad será de dos, cuatro o incluso seis, que recorrerán un circuito cerrado alcanzando altas velocidades. Por supuesto, la prioridad es la seguridad, por lo que la vía que recorrerá el bobs es de hormigón y tiene paredes altas para que no se pueda salir.

Se trata de un deporte de alto coste, sobre todo por las instalaciones necesarias para él, pero que deberías probar alguna vez para sentir la adrenalina y la velocidad en tu cuerpo. Eso sí, lleva cuidado y no alcances los 150 kilómetros por hora que llegan a coger en los Juegos Olímpicos de Invierno, pues solo los profesionales saben manejarlo en situaciones extremas y se trata de pasar un buen rato con nuevas experiencias.

0 Compartidos