• Running
  • Blog
  • Las fiestas llegan a los hogares de nuestros embajadores

Las fiestas llegan a los hogares de nuestros embajadores

Descubre cómo han celebrado estos días tan especiales y alejadas de lo habitual deportistas de la talla de Rafa Nadal o Carolina Marín

Categoría: Actualidad 26/12/2020 2064

Por estas fechas, en todos los hogares se respira un ambiente festivo que nos carga de ilusión de cara a lo que vendrá. Dada la situación excepcional que afrontamos, estas fiestas serán recordadas por ser, posiblemente, unas de las más extrañas que hayamos vivido. Pese a ello, nuestras casas, pese a estar más vacías de lo habitual, se han vuelto a teñir de colores y regalos para celebrar con la familia más cercana estos días tan especiales. Nuestros embajadores del Banco Santander han hecho lo propio, aprovechando para añadir un poco de alegría a un año complicado para toda la población.

Rafa Nadal mostró su lado más solidario en estas fiestas, llevando felicidad a los hogares de quienes más lo necesitan. Tan solo unos días después de ser reconocido por su deportividad en los premios ATP, el balear decidió donar a través de su fundación 3000 kilos de productos infantiles al Banco de Alimentos de Mallorca. Nadal quiso así acordarse de todas las familias a quienes la crisis económica ha golpeado con dureza este año.

Junto al Banco Santander, repartió también cestas de Navidad a los clientes y amigos de la entidad. Del mismo modo, nuestro embajador quiso así trasladar a la sociedad un mensaje de ilusión y esperanza para el nuevo año, sobre todo a la gente que más ha sufrido, a través de valores que él encarna como la superación y la resiliencia. El tenista reconoce que este año ha sido el más difícil de toda su vida, pero se muestra positivo de cara al futuro. De hecho, ya piensa en sus próximos retos deportivos y en la mañana de Navidad continuó con sus entrenamientos previos al Open de Australia.

También han sido unos días especiales y muy diferentes para Carolina Marín, que este año ha cambiado las reuniones y cenas familiares por las ya habituales videollamadas que nos acercan a nuestros seres queridos de forma segura en estas fechas. 

Entre sus regalos de Papá Noel seguro que se encontraba su recién estrenado libro autobiográfico. En ‘Puedo porque pienso que puedo’ relata su trayectoria personal y deportiva, en la que ha llegado al éxito gracias al trabajo y la superación diaria de cualquier adversidad. La onubense reconoce que este año ha sido el más difícil de su vida, pero estos mismos obstáculos le han servido para aprender. Asimismo, encara el año nuevo con la fuerza y las ganas que le caracterizan. Está a punto de empezar una nueva campaña de torneos asiáticos y tiene la vista puesta en las finales de este mes en Tailandia. Tanto es así, que el mismo día de Año Nuevo, ya se puso a entrenar para llegar a sus próximas citas al máximo nivel.

Por su parte, nuestros atletas Abel Antón y Martín Fiz terminan el año de la forma que más les gusta: disfrutando de sus entrenamientos. Ambos participaron en la Carrera de las Empresas y cerraron el año con la tradicional San Silvestre, que en la mayoría de lugares se tuvo que celebrar de forma virtual.

El soriano aprovechó la Nochebuena para mandar un mensaje de ánimo a todos los amantes del running, igual que en la mañana de Año Nuevo, donde aprovechó la nevada de Soria, no solo para lanzar un mensaje de felicitación a todos, sino para lanzarnos una bola de nieve. Por su parte, Fiz alentó a sus seguidores a celebrar estas fiestas con prudencia y responsabilidad. El atleta vitoriano celebró la Nochebuena en soledad, sin poder reencontrarse con sus seres queridos, pero alegre de ayudar con ello a salvar vidas. “Hoy no cenaremos juntos, pero estaremos unidos como siempre”. Sus palabras simbolizan el sentir de muchos españoles que esperan poder reunirse nuevamente en un futuro lleno de esperanza. En Nochevieja, añadió que “solo necesitamos de un pequeño esfuerzo para que el 2021 sea mejor que el 2020”, al mismo tiempo que deseaba que se cumplieran todos nuestros deseos.

Para Pau Gasol, estas fiestas fueron un recuerdo imborrable, ya que fueron las primeras junto a su hija Ellie. El campeón de la NBA disfrutó estos días con su mujer y con su pequeña de apenas tres meses de edad de unos días de alegría y unión. El barcelonés, sin embargo, no quiso alejarse del mundo de la canasta. En la casa de los Gasol se respira baloncesto incluso en estas fechas y, en Navidad, hubo un momento para disfrutar del deporte que ama. Toda la familia se reunió junto al televisor para ver el partido que enfrentaba a Los Ángeles Lakers y los Dallas Mavericks en el inicio de una nueva temporada de la NBA. Ya en Año Nuevo, Pau quiso brindar deseando mucha salud para 2021.

&
0 Compartidos