• Running
  • Blog
  • IR EN BICI POR LA CIUDAD: CONSEJOS PARA CIRCULAR

IR EN BICI POR LA CIUDAD: CONSEJOS PARA CIRCULAR

Siempre se suele decir que ir en bici por la ciudad es peligroso, sin embargo, queda demostrado que si se cumplen las normas y se circula con prudencia, se puede transitar sin problema. Por ello, te traemos varios consejos para que puedas montar en bici por la ciudad con todas las garantías.

Categoría: Actualidad 18/02/2021 382

Empecemos por el principio. Revisa que tu bici esté en buenas condiciones, desde las ruedas hasta la dirección y los frenos. Tener tu medio de transporte en condiciones óptimas te aportará más seguridad en algún imprevisto que pueda surgir.

Ahora vamos contigo. Ten en cuenta la hora a la que vas a circular, ya que si anochece y no llevas un chaleco reflectante puedes ser un auténtico peligro. Además de un chaleco para distinguirte, es indispensable que uses una luz blanca en la parte delantera de tu bici, así como la luz roja en la parte de atrás.

Pero no te subas a la bici todavía. Queremos hacerte la recomendación del casco. No es obligatorio para ir por la ciudad pero te hará ir más seguro. Del mismo modo, el uso de un retrovisor es un añadido por el cual podrás tener la situación más controlada, aunque al igual que el casco, no es obligatorio.

Ya estás listo para salir. Debes tener una máxima que es estar con todos los sentidos por y para la circulación. Es por ello que, no utilices bajo ningún concepto ni el móvil ni auriculares ni cualquier elemento de distracción, ya que cualquier paso en falso se puede pagar caro. Tienes que reducir los riesgos todo lo que puedas.

En la ciudad tienes que tener claro varios puntos para poder rodar correctamente. Las aceras solo son para los peatones, por lo que tienes que circular por la calzada y por el carril más pegado a la derecha. Además, tienes que situarte en el centro del mismo carril. No te desesperes si los coches que van detrás te pitan. Tú estás circulando como es debido.

También, hay que tener en cuenta un aspecto clave: las señalizaciones. Como no tienes luces intermitentes, tienes que señalizar con los brazos a dónde te diriges. Sobre todo es importante que te anticipes al cruce y marques bien tu dirección con cierta antelación para que a la gente que está a tu alrededor no le pille de sorpresa.

A todos estos consejos, es conveniente también que, si es posible, te establezcas una ruta fija y segura. Por ejemplo, intenta ir por calles poco transitadas y sitios donde te sientas realmente cómodo; la bici está para disfrutar con ella, no para pasarlo mal.

Con todas estas recomendaciones, seguro que, lo que en principio para ti podría ser una odisea ahora se transforma en una jornada agradable.

0 Compartidos